notic_gran_19

¿Que es una factura electrónica?

La factura electrónica es un equivalente funcional de la factura en papel. La diferencia únicamente reside en que la transmisión es por medios electrónicos y telemáticos.

De esta forma, la factura electrónica se define legalmente como “aquella factura que se ajusta a lo establecido en el Reglamento de facturación para cualquier factura en papel y que haya sido expedida y recibida en formato electrónico”.

Para cumplir con la norma y que una factura electrónica tenga la misma validez legal que una emitida en papel, el documento electrónico que la representa debe contener los campos obligatorios exigibles a toda factura y ser transmitido de un ordenador a otro recogiendo el consentimiento de ambas partes.

Con la aprobación del nuevo reglamento de facturación para 2013, ya no es necesario que la factura electrónica esté firmada mediante una firma electrónica avanzada basado a certificado reconocido, aunque sí que es recomendable hacerlo.

La gestión informática y el sistema de envío usado en la factura digital permiten garantizar que la persona física o jurídica que firma la factura es quien dice ser (autenticidad)  y que el contenido de la factura no se ha alterado (integridad).

La factura electrónica se realiza en dos fases:

1.      Se crea la factura (al igual que se hace con la factura en papel) y se almacena en un fichero de datos.
2.      Una vez creada la factura, se procede a firmarla electrónicamente mediante el certificado digital propiedad del emisor de la factura, si se desea.

Actividades que pueden emitir factura simplificada

Con la entrada en vigor el 1 de enero de 2013 del nuevo Reglamento de facturación aprobado en el Real Decreto 1619/2012, se potencia la figura de la factura simplificada en detrimento del tícket, que ya no se aceptará en ningún caso como documento contable justificativo de un gasto.

Actividades que pueden emitir factura simplificada
La factura simplificada podrá emitirse, a elección del emisor, cuando el importe del trabajo a facturar no exceda de 400 euros, IVA incluido o cuando deba expedirse una factura rectificativa.

Además, la factura simplificada podrá emitirse, cuando su importe no exceda de 3.000 euros, IVA incluido, en las operaciones que se describen a continuación:

  • 1.      Ventas al por menor, incluso las realizadas por fabricantes o elaboradores de los productos entregados
    2.      Ventas o servicios en ambulancia.
    3.      Ventas o servicios a domicilio del consumidor.
    4.      Transportes de personas y sus equipajes.
    5.      Servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes, bares, cafeterías, horchaterías, chocolaterías y establecimientos similares, así como el suministro de bebidas o comidas para consumir en el acto.
    6.      Servicios prestados por salas de baile y discotecas.
    7.      Servicios telefónicos en cabinas telefónicas de uso público
    8.      Servicios de peluquería e institutos de belleza.
    9.      Utilización de instalaciones deportivas.
    10.  Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos.
    11.  Aparcamiento y estacionamiento de vehículos.
    12.  Alquiler de películas.
    13.  Servicios de tintorería y lavandería.
    14.  Utilización de autopistas de peaje
    ¿Qué datos debe contener una factura simplificada?
    En una factura simplificada tienes que reflejar todos y cada uno de los datos que te enumeramos a continuación:
  • 1.      Número y, en su caso, serie. La numeración de las facturas dentro de cada serie será correlativa.
  • 2.      Fecha de expedición de la factura. En caso de que sea diferente, también habrá que incluir la fecha de realización del trabajo o en que se haya recibido el pago anticipado.
  • 3.      Número de identificación fiscal (NIF) del obligado a expedir factura.
  • 4.      Nombre y apellidos, razón o denominación social completa del obligado a expedir factura.
  • 5.      Identificación del tipo de bienes entregados o de servicios prestados.
  • 6.      Tipo impositivo de IVA aplicado y opcionalmente, también la expresión «IVA incluido».
  • 7.      El importe total a pagar.
  • 8.      NIF, domicilio del destinatario y cuota tributaria (retención IRPF), cuanto el destinatario sea empresario, profesional o no lo sea, así te lo pida para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales o para el ejercicio de cualquier derecho de naturaleza tributaria.

Frente al ticket, la factura simplificada pretende ser un documento justificativo algo más formal, aunque sin llegar al nivel de una factura completa, evitando de esta forma la mayor complejidad administrativa que ello supondría.

Artículo elaborado por Infoautónomos

Aprobado el nuevo Reglamento de Facturación

El Consejo de Ministros ha aprobado, mediante un Real Decreto, el nuevo Reglamento sobre obligaciones de facturación. El fin de este Real Decreto, que entrará en vigor el 1 de enero de 2013, es transponer una directiva comunitaria de 2010 sobre normas de facturación. Con ello se reducirán las cargas administrativas y se facilitarán las transacciones económicas además de contribuir a la seguridad jurídica de los agentes económicos, sobre todo, en los casos de operaciones intracomunitarias.

La norma regula un sistema de facturación basado en dos tipos de facturas: la completa u ordinaria y la simplificada. Las facturas simplificadas podrán expedirse cuando su importe no exceda de cuatrocientos euros, IVA incluido, o se trate de facturas rectificativas. También podrá aplicarse cuando su importe no exceda de tres mil euros, IVA incluido, y se trate de supuestos en los que se ha autorizado la expedición de tiques en sustitución de facturas.

Facturas en papel y electrónica

La nueva regulación impulsa también la facturación electrónica con el ánimo de reducir costes y hacer más competitivas a las empresas. El principio que regirá es el de igualdad de trato entre la factura en papel y la electrónica. De esta forma, el contribuyente podrá expedir facturas por vía electrónica sin necesidad de que las mismas estén sujetas al empleo de una tecnología determinada.

Por otro lado, para mejorar el funcionamiento del mercado interior, se impone un plazo armonizado para la expedición de facturas en determinadas entregas de bienes o prestaciones intracomunitarias. Este será antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del impuesto, siempre que el destinatario sea un empresario o profesional.

Por otra parte, no se exigirá la expedición de factura en el caso de determinadas prestaciones de servicios financieros y de seguros, sujetas y exentas en el IVA. Sí existirá esta obligación cuando estas operaciones se realicen en el territorio de aplicación del impuesto o en otro Estado miembro de la UE, y estén sujetas y no exentas al impuesto.

notic_gran_16

Europa forzará a España a subir once puntos el IVA de los productos médicos

Nuevo golpe a las empresas sanitarias. La Unión Europea obligará a España a dejar de aplicar el IVA reducido del 10% a los productos sanitarios y fijar el tipo general del 21% para estos productos. Así lo recoge el dictamen del abogado general del Tribunal de Justicia de la UE, ante una demanda efectuada por la propia Comisión Europea sobre la legalidad de los tipos reducidos de IVA que España aplica actualmente en la sanidad.

notic_gran_01

El Gobierno restringe la pensión a los huérfanos mayores de 21 años

Hasta el 31 de diciembre de 2012, tienen derecho a la pensión de orfandad todos los huérfanos menores de 21 años y hasta los 25 años aquellos que no trabajen o ganen menos del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). A partir del 1 de enero de 2013, el Gobierno dejará de subvencionar a uno de los colectivos de pensionistas más necesitados: los huérfanos mayores de 21 años que “no estén incapacitados para trabajar”, cualquiera que sea su legislación reguladora.
FUENTE:  MAZ Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social nº 11